No al Cierre de sucursales de Caja Rural del Sur en los pequeños municipios rurales

Descargar Pdf
IMG-20160519-WA0009
NO AL CIERRE

 

Cierra la sucursal de Caja Rural del Sur de Arroyomolinos de León

Acabamos de sumarnos a los pueblos afectados por el cierre de la Caja Rural del Sur. Ya somos varios los municipios que ven como las sucursales de esta entidad se cierran sin haber sido informados con antelación y debidamente, ni haber dado tiempo a buscar alternativas al cierra o posibles soluciones.

Una vez más los pequeños municipios rurales son los más perjudicados.

Por este motivo, desde el Ayuntamiento de Arroyomolinos de León nos sumamos a las iniciativas que se vayan a tomar en conjunto desde los municipios afectados y compartimos la nota de prensa publicada:

 

NOTA DE PRENSA ANTE EL CIERRE DE OFICINA POR CAJA RURAL DEL SUR, 18/05/2016

Ante la decisión de la Caja Rural del Sur de cerrar las oficinas de Berrocal, Cañaveral de León, El Campillo, Galaroza, Hinojales y Arroyomolinos de León, representantes de los Ayuntamientos de estos municipios solicitamos a la entidad una reunión urgente para que se informe y se busquen alternativas más beneficiosas para todas las partes. En el día de hoy se nos ha recibido en la oficina principal de Huelva por los Directores Generales de Zona de la Sierra y la Costa Occidental. En el encuentro se nos ha informado que la decisión fue tomada por el Consejo de Dirección, no han especificado en qué fecha, con el fin de que la entidad se adapte a la nueva realidad socioeconómica y garantizar su supervivencia en el sector, adoptando para ello un protocolo centrado en las siguientes medidas:

- Cierre de oficinas.

- Concentración de servicios en otras oficinas de la zona, situadas en municipios de mayor población. Ante esta decisión la entidad tal vez debería plantearse un cambio de nombre, y en lugar de Caja Rural pasar a denominarse “Caja Urbana”.

- Implantación de cajeros automáticos con nuevos servicios, entre ellos la posibilidad de pagar recibos.

- Implantación de una red de agentes financieros que se desplazarán periódicamente a los municipios. Entre sus funciones estarían el ofrecimiento de productos financieros (préstamos, seguros, apertura de cuentas, hipotecas, etc.) y la formación o “acompañamiento” a la vecindad para enseñarles a utilizar los cajeros automáticos.

Debemos destacar que la entidad viene presentado buenos resultados por la Agencia de Calificación, situándose en las primeras posiciones entre las entidades financieras españolas. Igualmente hay que señalar que estamos ante una empresa con una figura jurídica particular, ya que se trata de una sociedad cooperativa, por lo que no debe regirse solo por el lucro económico: entre sus fines se encuentran también los sociales. ¿Qué mejor labor social que prestar servicios a la población de las zonas rurales? Muchos de nuestros vecinos y vecinas son personas de edad avanzada, que no saben utilizar un cajero automático, que tienen unas posibilidades limitadas aprender a hacerlo y de desplazarse a otros municipios para hacer las gestiones bancarias. Además del coste económico que ello les supondrá, mermando las cortas pensiones de muchas personas. Para los negocios de las localidades también les supone un problema.

Así, aunque desde Caja Rural del Sur se nos diga que no nos dejan sin cobertura, sino que estamos ante un cambio en el modelo de prestación del servicio, en la práctica la realidad es bien distinta. La situación es especialmente delicada en el caso de Berrocal, Cañaveral de León e Hinojales, dado que en estos pueblos no existe ninguna otra sucursal.

Por otro lado consideramos que la entidad ha actuado de manera precipitada e incorrecta, cerrando las oficinas sin comunicación previa a la clientela, parte de ella socios y socias cooperativistas de la Caja (incluso fundadores/as de la misma), ni tampoco a los Ayuntamientos. A modo de ejemplo citar que en Galaroza e Hinojales la oficina cerró ayer martes y no fue hasta el día anterior cuando los alcaldes fueron informados oficialmente de la situación. En el caso de Cañaveral de León el Ayuntamiento fue informado también el pasado lunes y el cierre está previsto para el próximo viernes. En Berrocal y El Campillo el modus operandi ha sido el mismo.

Asimismo entendemos que Caja Rural del Sur ha empezado la casa por el tejado. Hay diversas oficinas que ya han cerrado y otras lo harán de manera inminente. Por el contrario a día de hoy la entidad aún no cuenta con los agentes financieros ni ha procedido a la implantación de los nuevos cajeros automáticos, desconociéndose cuándo la clientela dispondrán de estos servicios. En el caso de los agentes en la reunión de hoy no se nos ha aclarado si éstos podrán manejar dinero, cuántos días irían a cada municipio y hasta cuándo prestarían el servicio de acompañamiento a las personas que lo necesiten.

Ante la situación descrita hemos solicitado a los representantes de Caja Rural del Sur que nos han recibido hoy que trasladen al Presidente y al Director General nuestras valoraciones de su decisión y podamos tener una reunión conjunta con ellos a la mayor brevedad posible.

Por último debemos destacar que los núcleos rurales juegan un papel muy importante, no siempre suficientemente reconocido. A modo de ejemplo citar que son vertebradores del territorio nacional, contribuyen a la conservación del medio natural y del patrimonio, mantienen la biodiversidad, etc. La reducción y eliminación de servicios básicos en los pueblos no hace sino contribuir a su despoblación y abandono, con los riesgos que ello supone. Tal vez ha llegado el momento que todos, empresas y administraciones en las distintas escalas, empecemos a mirar nuestros pueblos con otros ojos y valoremos su verdadera contribución.


Firmantes: alcaldes/
as de Berrocal, Cañaveral de León, El Campillo, Galaroza, Hinojales y Arroyomolinos de León.

ite doméstico usado se puede reciclar y es una acción sencilla que favorece al medio ambiente por partida doble. Además de evitar que contamine ríos, suelos o perjudique las tuberías, se aprovecha para crear diversos productos ecológicos, como biodiésel o jabones. Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, cada vez más municipios en España ponen en marcha algún sistema de recogida del aceite usado para su posterior reciclaje. Las posibilidades son diversas y, en algunos casos, originales, como cuando se combina ecologismo, espíritu empresarial y solidaridad. Los consumidores son esenciales, tanto para reciclar como para que se implanten en sus municipios estos sistemas. - See more at: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2010/06/24/193915.php#sthash.lXFe32Ma.dpuf